Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
categorías

“Ausentes del cuerpo, presentes delante del Señor” (2 CORINTIOS 5:8)

Por Pablo Pereyra

2 Corintios 5:8 es un versículo de la Biblia que se usa para enseñar que cuando un creyente muere pasa inmediatamente a estar ante la presencia del Señor. Pero el pasaje no está diciendo eso, no dice que cuando uno muere va a ir inmediatamente “al cielo con Cristo.”

2 CORINTIOS 5:1-9 (RVA)
|1| Porque sabemos que si nuestra casa terrenal, esta tienda temporal, se deshace, tenemos un edificio de parte de Dios, una casa no hecha de manos, eterna en los cielos.
|2| Pues en esta tienda gemimos deseando ser sobrevestidos de nuestra habitación celestial;
|3| y aunque habremos de ser desvestidos, no seremos hallados desnudos.
|4| Porque los que estamos en esta tienda gemimos agobiados, porque no quisiéramos ser desvestidos, sino sobrevestidos, para que lo mortal sea absorbido por la vida.
|5| Pues el que nos hizo para esto mismo es Dios, quien nos ha dado la garantía del Espíritu.
|6| Así vivimos, confiando siempre y comprendiendo que durante nuestra estancia en el cuerpo peregrinamos ausentes del Señor.
|7| Porque andamos por fe, no por vista.
|8| Pues confiamos y consideramos mejor estar ausentes del cuerpo, y estar presentes delante del Señor.
|9| Por lo tanto, estemos presentes o ausentes, nuestro anhelo es serle agradables.

En el versículo 1 el apóstol Pablo compara al cuerpo físico con un “tabernáculo” (una tienda o casa), y dice que si éste se deshace (cuando uno muere y el cuerpo se corrompe hasta desintegrarse) Dios tiene uno mucho mejor preparado. La palabra “eterna” en este versículo es en griego aiönios, que significa “de la era”. Pablo se refiere a que Dios tiene preparado para cada creyente un nuevo cuerpo para la era venidera.

Luego dice que “gemimos” deseando ser revestidos de aquella habitación celestial; esto significa que el cuerpo que ahora tenemos sufre dolor, angustia, se corrompe y tarde o temprano morirá, por eso nuestro anhelo es poder tener cuanto antes ese nuevo cuerpo espiritual que Dios tiene preparado para nosotros en la era futura ¡Queremos ser inmortales y no sufrir más!

En el versículo 4 Pablo dice que él no quiere ser “desvestido”, en este contexto, está hablando que a él no le gustaría morir, su deseo era, sin dudas, llegar al arrebato y ser transformado sin tener que pasar por la muerte. Pero si Jesús no viene antes, todos vamos a pasar por la muerte.

En el versículo 5 y 6 Pablo dice que podemos vivir confiados porque tenemos “la garantía del espíritu”, el espíritu santo que Dios nos dio es la garantía de que en el futuro tendremos ese cuerpo nuevo.

En el versículo 8 y 9 nos habla de estar “presentes delante del Señor”. Cuando seamos transformados, en el arrebato, todos los cristianos estaremos “presentes delante del Señor”, y ¡por supuesto que esto mucho mejor que estar “presentes” en este cuerpo actual!

Como vemos, Pablo en ningún momento está diciendo que quería morirse para estar inmediatamente presente delante del Señor. Lo que está diciendo es que él quisiera que ya venga el arrebato y estar presente al Señor, lo cual es mucho mejor que estar viviendo la vida actual en el cuerpo actual. No obstante, es claro en base a todos los escritos del apóstol Pablo, que él tenía en claro que esto iba a suceder cuando Cristo nos reúna en el cielo, en el arrebato, y no inmediatamente después de morir.

Pablo concluye diciendo que ya sea ausente o presente procuraba agradar al Señor. Él sabía que Dios lo recompensaría por su obediencia, así que, si él hacía bien su trabajo esto sería agradable ante Dios. El anhelo de Pablo era agradar a Dios, tanto durante su vida en la Tierra (estando “ausente”) como en su vida futura (estando “presente” al Señor).

La información sobre las versiones de la Biblia citadas en este estudio y otros puede verla en la siguiente página: Referencias de versiones de la Biblia

Si esta publicación te bendijo, por favor ayúdame orando por mi servicio a Dios, compartiéndo esta página con tus amigos y seres queridos y dándole tu «me gusta» a la página de Facebook de «En Honor a Su Verdad»

Ante cualquier duda o consulta, puedes contactarte conmigo por e-mail a [email protected] o por mensaje privado en mi Facebook personal

Si este sitio te es de bendición, me ayudarías mucho haciendo una donación para poder seguir otorgando material de calidad y llegar a más personas en todo el mundo.

Donaciones

Deja un comentario