Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
categorías

JUNIA – LA MUJER “APÓSTOL”

Por Pablo Pereyra

Leer u oír que hubo una mujer apóstol en el primer siglo puede resultar asombroso para muchos cristianos hoy. Se ha hecho tanto énfasis en que la mujer no puede ocupar roles importantes en la Iglesia, que enterarse que la Biblia menciona a una mujer apóstol puede dejarnos estupefactos.

Gracias a Dios, en los últimos tiempos ha surgido mucho nuevo conocimiento y entendimiento que nos lleva a una mejor comprensión de muchos pasajes de las Escrituras. Hallazgos arqueológicos, sumados al creciente estudio y comprensión de textos antiguos nos llevan a recuperar “enseñanzas perdidas” de la Palabra de Dios. Como dijo Jeremías “fueron halladas tus palabras, y yo las comí; y tu palabra me fue por gozo y por alegría de mi corazón…” Cada vez que “hallamos” una enseñanza perdida de las Escrituras, produce gozo y alegría en aquellos que buscamos la verdad de Dios. Y no es que Dios haya escondido Su sabiduría, sino que el ser humano ha ido deteriorando la doctrina bíblica con los años, pero, a través de hombres y mujeres que le aman, Dios está trayendo a luz la verdad en áreas donde la tradición corrompió el mensaje.

En Romanos 16:7 Pablo dice:

ROMANOS 16:7 (RV-1960)
Saludad a Andrónico y a Junias, mis parientes y mis compañeros de prisiones, los cuales son muy estimados entre los apóstoles, y que también fueron antes de mí en Cristo.

Noten que aquí se menciona a dos personas: Andrónico y Junias, de los cuales se dice que son “muy estimados entre los apóstoles”. El nombre “Junias” es un nombre latino de hombre, sin embargo, como veremos, ha sido cambiado del original “Junia” que era un nombre de mujer, la cual era un apóstol notable en su labor.

Aquí surgen dos puntos principales de discusión: 1) el primero es ¿El texto original realmente tenía un nombre de hombre o de mujer? ¿Se trata de “Junia” o de “Junias” ?; 2) El segundo punto en cuestión es: ¿estas dos personas eran dos apóstoles o eran sólo dos servidores notables “entre” los apóstoles?

INDISCUTIBLEMENTE, JUNIA ERA UNA MUJER

En el texto griego de Romanos 16:7 tenemos el nombre Jounian. Veamos qué nos dicen algunos diccionarios y léxicos griegos:

    – Strong nos dice: “De origen latín Junias, un cristiano”.
    – Friberg nos dice: “Junias, nombre propio masculino”.
    – Thayer nos dice: “como una contracción de Junianus… Junias, un converso del judaísmo…aquí la A.V. tiene Junia (un nombre de mujer), lo cual es posible.

Varios antiguos diccionarios y léxicos nos explican que este es un nombre masculino que surge probablemente como la contracción de “Junianus”, un nombre latino (de algún ciudadano romano). Esto es lo que se creyó durante mucho tiempo, y muchas personas, que al día de hoy siguen leyendo esos mismos diccionarios, siguen pensando que Junias fue un hombre.

Sin embargo, en los últimos 15 o 20 años algunos investigadores se han dado a la tarea de averiguar la verdad al respecto. Resulta que en los escritos de los llamados “padres” de la Iglesia (escritores cristianos de los primeros siglos) este nombre es siempre asociado a una mujer. Las más antiguas traducciones de la Biblia, como la traducción latina antigua, la Vulgata, la traducción sahídica, boharítica, el cóptico y las versiones siríacas, la escriben como nombre femenino.

Erasmo de Róterdam, quien fue el primero en recopilar los manuscritos griegos para producir una versión impresa del texto griego de la Biblia, hizo una nota al margen diciendo que todos los manuscritos que él tenía a disposición concordaban en que aquí se estaba hablando de una mujer y de un apóstol.

Erasmo escribe esto en el siglo 16, lo cual nos muestra que hasta ese entonces prácticamente todos los teólogos consideraban que Junia era una mujer. Pero para fines del siglo 19 el teólogo Josepn Lighfoot escribe en unas notas que Junia debía ser “Junias”, un hombre, porque Pablo dijo que era un apóstol y sólo los hombres pueden ser apóstoles. ¡Increíble! Él argumenta que el nombre no podía ser femenino porque las mujeres no podían ser apóstoles. En otras palabras, sin ninguna prueba considera que este es un nombre de hombre porque él estaba convencido de que Dios no podría haber hecho apóstol a una mujer. No fue él el único en pensar así, este fue el pensamiento que estaba permeando en esos tiempos.

En el texto griego, el nombre en masculino o femenino depende de la acentuación. El primer texto griego impreso fue el de Erasmo, que fue publicado en el año 1516. En años siguientes comenzaron a editarse muchos otros textos griegos impresos, en manos de diferentes eruditos. Para el año 1900 más de 30 ediciones de texto griego del Nuevo Testamento habían sido publicadas, de las cuales sólo una, la de Alford, tenía el nombre “Junias” con la acentuación masculina. El cambio tuvo su origen más bien en una mentalidad machista y no tanto en argumentos bíblicos sólidos.

Históricamente la mujer ha sufrido una gran pérdida por causa de las ideas machistas. En el siglo IV, el rey Constantino intenta “unificar” la religiosidad del reino. Adoptó el cristianismo como única religión legal en su reino e introdujo mucha simbología y costumbres paganas dentro de la religión, de este modo mantuvo contextos a los paganos y contaminó por completo a la doctrina cristiana, que ya venía poco a poco recibiendo influencia del paganismo y la filosofía griega. Constantino organizó la iglesia con la visión romana, en donde sólo los hombres eran vistos como capaces de gobernar. Más adelante, el Papa Bonifacio hizo que se quitara a las monjas todo poder o autoridad en la iglesia y las separó de los hombres. En el siglo XVI Lutero lanzó lo que llamamos “la reforma protestante”, pero él también tenía un pensamiento misógino, él consideraba que la función de las mujeres era traer hijos al mundo y nada más.

Este fue el tipo de pensamientos que dieron lugar a muchos “cambios” en las Escrituras, cambios que no tenían justificativo, pero que eran “necesarios” para no dar lugar a que la mujer piense que podía ser algo más que esposas o madres.

El erudito Peter Lampe ha revisado extensamente la literatura romana en búsqueda del nombre “Junia” y “Junias”. Él halló 250 ejemplos del nombre femenino “Junia” y ningún ejemplo del nombre masculino “Junias”. La ausencia del nombre “Junias” en la literatura romana ha causado que algunos comentaristas y teólogos propongan que “Junias” podría haber sido la contracción del nombre “Junianus”. Es cierto que este tipo de contracciones se usaban en los primeros siglos, pero el problema es que no hay ninguna evidencia que confirme esta teoría.

Se ha hallado que al menos 16 escritores cristianos de los primeros siglos han identificado a Junia como una mujer, incluyendo a Crisóstomo (siglo IV), que no estaba de acuerdo con el liderazgo de la mujer en la Iglesia, pero que reconocía que “Junia” era una mujer.

¿ERA JUNIA UNA “APÓSTOL”?

Por lo que hemos visto, es indiscutible que Junia se trata de un nombre de mujer. Pero queda por definir si realmente era una mujer apóstol o sólo era una mujer “notable” entre los apóstoles.

ROMANOS 16:7 (RVA)
Saludad a Andrónico y a Junias, mis parientes y compañeros de prisiones, quienes son muy estimados por los apóstoles y también fueron antes de mí en Cristo.

Aquí la RVA traduce “muy estimados por los apóstoles”. Esta lectura difícilmente nos haga pensar que Andrónico y Junia eran apóstoles. Pero examinemos bien el pasaje:

Por un lado, la palabra “estimados” es la palabra griega episëmos, que significa “notorio, sobresaliente, muy conocido”, se usa sólo dos veces en la Biblia, el otro uso es en Mateo 27:16 donde la RVA traduce como “famoso”, hablando del preso Barrabás.

Por otro lado, la palabra traducida “por” en griego es en, que aquí debe traducirse como “entre”. Andrónico y Junia eran dos personas “sobresalientes entre los apóstoles”. Si hacemos un estudio de la palabra griega en veremos que puede ser inclusiva o exclusiva, en otras palabras, puede estar indicándonos que Andrónico y Junia eran “sobresalientes” siendo apóstoles o que los apóstoles los consideraban como servidores sobresalientes.

Los expertos en gramática griega consideran que la forma más habitual y natural de tomar el texto griego aquí es entendiendo que Andrónico y Junia eran apóstoles.

Juan Crisóstomo, un escritor cristiano del siglo IV, que en varios de sus escritos trató a la mujer como inferior y demostró tener un pensamiento muy machista, hablando de Junia dice lo siguiente:

“Ser un apóstol es algo grande. Pero ser sobresaliente entre los apóstoles ¡sólo piensen qué hermosa canción de alabanza es eso! Ellos eran sobresalientes a causa de sus obras y acciones virtuosas. Verdaderamente, cuán grande debe haber sido la sabiduría de esta mujer para que fuera considerada digna del título de apóstol” (The Homilies of S. John Chrysostom, Archbishop of Constantinople, on the epistle of St. Paul the apostle to the Romans – London: F. and J. Rivingtons, 1848).

El testimonio de Crisóstomo es muy importante, porque él tuvo acceso a manuscritos de la Biblia más antiguos que los que hoy tenemos disponibles, él leía griego en un tiempo en donde el idioma aún no había cambiado tanto, e interpretó que Junia era apóstol. Además, no podemos pensar que él quiso de algún modo favorecer a las mujeres, porque en general mostraba tener un pensamiento machista y no estaba a favor de que la mujer tenga autoridad en la Iglesia.

La evidencia nos muestra que Junia fue una mujer apóstol, que incluso pudo haber estado en prisión con Pablo, evidentemente por causa de la prédica de la Palabra. Y no sólo estuvo ejerciendo en el rol de apóstol, sino que fue “sobresaliente” entre los apóstoles.

Gracias a Dios, más y más información está saliendo a la luz acerca de Junia, al punto que incluso en los artículos de Wikipedia se la reconoce como una mujer (para ver el artículo haga clic aquí).

El ejemplo de Junia como apóstol es una clara muestra de que las mujeres pueden ser llamadas por Dios para cualquier función de servicio al igual que los hombres y que, Dios mediante, pueden estar plenamente capacitadas para servir a Dios y hacerlo de forma sobresaliente.

Para una investigación más profunda sobre Junia, recomiendo las siguientes páginas (están en inglés):

Artículos varios sobre Junia
Junia en Romanos 16:7

NOTA: la información sobre las versiones de la Biblia citadas en este estudio y otros puede verla en la siguiente página: Referencias de versiones de la Biblia

Si esta publicación te bendijo, por favor ayúdame orando por mi servicio a Dios, compartiéndo esta página con tus amigos y seres queridos y dándole tu «me gusta» a la página de Facebook de «En Honor a Su Verdad»

Ante cualquier duda o consulta, puedes contactarte conmigo por e-mail a [email protected] o por mensaje privado en mi Facebook personal

Si este sitio te es de bendición, me ayudarías mucho haciendo una donación para poder seguir otorgando material de calidad y llegar a más personas en todo el mundo.

Donaciones

19 comentarios en «Junia – La mujer apóstol»

  1. Pablo esta muy Buena la pagina gracias al senor por darnos a personas como tu que tienen el coraje de hablar la palabra , Hermano DIos te bendiga, Y toda la gloria y la honra es para el .

    Responder
  2. Hola, Pablo. Al leer la cita de Romanos, no nos dice si Junias era un hombre o una mujer. Pero al indagar un poco, Nos dicen que por terminar en «s» Hace referencia que es un nombre masculino.
    *Ahora bien* Aunque el hombre sea machista y misógino; *DIOS NO LO ES* El que DIOS haya dejado al hombre como: *Líder en la casa y en la Iglesia* Es porque es muy coherente con lo que ordena y manda en toda su Palabra. Y DIOS no se contradice NUNCA.!

    Responder
    • Hola Sonia, en verdad no llego a entender si no he sido claro en lo que escribí o si comentas sin haber prestado atención al texto. Más arriba comento:

      El erudito Peter Lampe ha revisado extensamente la literatura romana en búsqueda del nombre “Junia” y “Junias”. Él halló 250 ejemplos del nombre femenino “Junia” y ningún ejemplo del nombre masculino “Junias”.

      Lo que se ha descubierto es que el nombre masculino «Junias» no existía entre los griegos del primer siglo, la «s» la han añadido porteriormente hombres que estaban tan adoctrinados en una visión machista que no podían creer que existiese una mujer apóstol, pero Crisóstomo, un escritor del siglo IV, que en sus escritos demostró un pensamiento machista, en sus comentarios no sólo reconoció que Junia era mujer, sino que también reconoció que era apóstol y que se sentía asombrado por este hecho. Hay evidencia de sobra para concluir que Junia era mujer. En los enlaces que dejo abajo hay, además, mucho material que refuerza lo que enseño aquí. Adicionalmente, en Wikipedia en inglés al poner el nombre «Junia» encontrarás muy buenos datos sobre ella. Aún si no lees inglés, prueba ponerlo en el traductor de Google, que si bien no es perfecto, puede darte una buena orientación de lo que dice el texto.

      Responder
  3. DIOS Manda a que la mujer calle, -En donde.? En la congregación. 1. Corintios. 14. -34. Y no es si quieren o les parece o lo entienden; -No.! *Es MANDAMIENTO!* Vers. 37: *Si alguno se cree profeta o Espiritual, reconozca que lo que os escribo: SON MANDAMIENTOS DEL SEÑOR*
    A pero también dice que quien quiera ser desobediente, -Que desobedezca.! Vers. 38: *Más El que ignora, ignore*

    Responder
  4. La mujer NO ejerce ningún LIDERAZGO. Y menos si se trata de ir por encima del hombre. Escrito Está: Porque no le permito a la mujer enseñar, Ni ejercer dominio sobre el hombre. Y concuerda con: Que sean ganados SIN PALABRA, -Quienes.? (Los maridos) Considerando vuestra conducta casta y respetuosa. Porque la mujer Está sujeta a la ley del marido: Romanos. 7.-12. 1. Corintios. 7.-39. 1. Corintios. 14.-34. Por eso en la congregación calla.

    Responder
  5. Pablo Pereyra: Una cosa es ser Apostól y otra cosa y muy distinta es ser Pastor.
    Y el último Apóstol fue Shaul, (Shaulo de Tarso.) 1. Corintios. 15. -9. Ya no hay más Apóstoles. Aunque hoy en día muchos se autoproclamen y se hagan llamar «Apóstoles» Pablo no confunda liderazgo eclesial con otros rangos eclesiales.
    Saludos desde Barrancabermeja, Colombia.

    Responder
  6. La exejesis es muy buena pero a mi opinión, no la acepto ni la comparto, y no por ser machista. Simplemente, porque la biblia sólo menciona a 12 apóstoles hombres que fueron elejidos por Jesús. Si Jesús hubiera querido tomar una mujer como discípula para que luego fuera apóstol, porque no lo hizo? Habían algunas mujeres que estaban siempre con ellos para servirles y tenían los méritos suficiente para ser apóstol, e incluso tenían más méritos y valentía que los propios discípulos que Jesús escogió. Fue él el que llamó a los 12 discípulos para que luego fueran ellos mismos los apóstoles, con excepción de Judas iscariote y que fue reemplazado por Mathias. De hecho, Mathias solo se le conoce cuando fue elegido por suerte y no por mandato de Dios. Es claro que los apostoles oraron a dios y la suerte cayó en Mathias. No fue una elección de Dios, los apostoles hecharon suerte en quien sería el sucesor de Judas. Pero nunca más se menciona a Mathias en ningún lugar de la biblia, que fue lo que hizo, donde fue, etc. Por otro lado, cual sería el rol y donde serían hubicados los siguientes apóstoles que supuestamente hay en la biblia sin ser mencionados en las Sagradas Escrituras? y de los actuales seudo apóstoles que se nombran así mismo apostoles si la biblia menciona sólo 12 puertas de la entrada en Jerusalém con los 12 nombres de los apostoles que fueron elegidos por Jesús? Podría presentar otras razones bíblicamente por las cuales no acepto ni apollo la teoría de que Junia o Junias no importa si es hombre o mujer sea también un apóstol.

    Responder
    • En realidad la Biblia menciona 19 personas con la función de apóstol. No es correcto pensar que porque la Biblia menciona 12 apóstoles en la nueva Jerusalén, sólo pudieron existir 12 apóstoles. Dios llamó más apóstoles, sólo que de todos ellos hay 12 con una recompensa específica en el reino venidero. Pero, como dije, la Biblia menciona al menos 19 apóstoles, aunque por el uso de la palabra griega apostellö, podemos deducir que fueron muchos más. Todo esto lo explico en este estudio: https://enhonorasuverdad.com/apostoles-profetas-evangelistas-pastores-y-maestros/

      Responder
  7. Lo menos que puedo decir es gracias por compartir. Desde mi perspectiva biblíca, el oponerse al ministerio pastoral en la mujer es; El pecado mas grande la iglesia Cristiana evangélica. Me refiero al oponerse al ministerio pastoral de la mujer. Dios llamo a la mujer, como llamo al hombre, la Biblia así lo refleja. Cerca esta el día en que miles serán avergonzado por esta causa. Gracias por su trabajo nuevamente.

    Lourdes Rangel Ministries
    http://www.lourdesrangel.com

    Responder
  8. Lo menos que puedo decir es gracias por compartir. Desde mi perspectiva biblíca, el oponerse al ministerio pastoral en la mujer es; El pecado mas grande de la iglesia Cristiana evangélica. Me refiero al oponerse al ministerio pastoral de la mujer. Dios llamo a la mujer, como llamo al hombre, la Biblia así lo refleja. Cerca esta el día en que miles serán avergonzado por esta causa. Gracias por su trabajo nuevamente.

    Lourdes Rangel Ministries
    http://www.lourdesrangel.com

    Responder
    • ¡Bendiciones! Me alegra que mi trabajo sea de edificación. Es nuestro deber dar honor a la verdad por encima de toda tradición y hacer como los nobles de Berea, revisando toda doctrina a la luz de las Escrituras. Mis respetos a todas las mujeres que en tiempos de oposición han oído la voz de Dios y le han servido fielmente.

      Responder
  9. la palabra Apostol su significado:
    1) Persona que propaga o divulga una idea o una doctrina, especialmente la fe cristiana.
    2) Apostol testigo de Jesucristo : bautismo, muerte y Resureccion de Cristo hechos 1:21-22
    Por eso hoy en dia no puede aver Apostoles como los 12 que el escogio
    1` de pedro 4:11 si alguno habla , hable segun la palabra de Dios,……..
    1` de corintio 4:6 …. no penseis mas de lo que esta escrito….

    Responder

Deja un comentario